¿Revisión semestral de hipoteca o anual? ¿Cuál me conviene?

Escuela de hipotecas
10 may. 2021
TIEMPO DE LECTURA: 4Mins

Revisión Hipotecaria

La caldera, el aire acondicionado, tu ordenador e incluso tu salud ¡Todo necesita revisiones! Tu hipoteca no iba a ser menos. Si tienes una hipoteca a tipo variable te tocará una revisión semestral de hipoteca o anual para ajustarla al euríbor o el índice de referencia que tenga.

¿Cómo funcionan las revisiones de la hipoteca?

En las hipotecas a tipo variable el interés que pagas depende de un índice de referencia. Si tienes suerte será el famoso euríbor, aunque hay otros índices que pueden usarse.

El valor de este euríbor cambia cada día y se podría ajustar la cuota de la hipoteca para que cada mes fuese diferente en función de lo que hiciese el índice.  Sin embargo, esto no sería muy eficiente para ti ni para el banco.

Imagínate que todos los meses cambiase la cantidad a pagar por la hipoteca. ¡Sería imposible planificarte! La solución para este problema fue crear hipotecas variables que actualizaban su valor cada cierto tiempo. En otras palabras, hablamos de dos opciones: revisión semestral de hipoteca o revisión anual. ¿Ves qué fácil?

Estas revisiones semestrales de la hipoteca sirven para ajustar el valor del euríbor al del último mes y recalcular lo que tendrás que pagar cada mes hasta la siguiente revisión.

Cómo se calcula cuánto pagarás con la revisión de la hipoteca

Averiguar la nueva cuota de la hipoteca después de una revisión supone hacer cálculos bastante complejos con el nuevo tipo de interés, el plazo y el capital pendiente de amortizar.

Lo que te interesa saber es que, si el euríbor sube, pagarás algo más por la hipoteca y si baja, pagarás menos ¡Así de fácil!

Ejemplo de una revisión semestral de hipoteca

Para que lo entiendas mejor, nada como un ejemplo muy sencillo. Imagina una hipoteca de 150.000 euros a 25 años con a un tipo de euríbor más 1% que se revisa cada seis meses.

En la última revisión el valor del euríbor era de cero, por lo que el tipo final del préstamo se quedaba en ese 1%. Después de seis meses el euríbor sube al 0,25%. ¿Cuál sería la nueva cuota? La suma del euríbor y el diferencial, es decir, un 1,25%.

La traducción es que en ese caso a hipoteca subirá porque también lo hace el euríbor.

Revisión semestral de hipoteca o anual. ¿Cuál es mejor?

¿Buscas hipoteca y estás dudando sobre qué plazo de revisión es mejor? Antiguamente la mayoría de las hipotecas se revisaban una vez al año, aunque ahora es más habitual que la revisión de la hipoteca sea semestral.

¿Es mejor revisar cada año la hipoteca o hacerlo cada seis meses? Si te gustan solo los números, la clave está en la tendencia del euríbor.

¿Cuándo es mejor la revisión cada seis meses?

Cuando la tendencia del euríbor es a la baja. Así te irás beneficiando de esas bajadas cada menos tiempo. En otras palabras, limitarás el plazo que pagas intereses más altos.

¿Cuándo es mejor la revisión anual de tu hipoteca?

Cuando el euríbor está subiendo porque así retrasas que te suba la cuota del préstamo.

Ahora seguro que te preguntas ¿Cómo puedo saber yo lo que va a hacer el euríbor? ¡Y no te falta razón!

Teniendo en cuenta que el plazo de una hipoteca puede llegar hasta los 30 años, en ese periodo el euríbor bajará y subirá. Es muy complicado que mantenga siempre la misma tendencia. Históricamente nunca lo ha hecho.

¿Qué puedes hacer entonces? Dejar de lado los números y centrarte en el plazo de revisión de la hipoteca con el que estés más cómodo. Con la revisión semestral ganarás flexibilidad para lo bueno y para lo malo, mientras que con el anual podrás planificarte mejor.

En realidad, el plazo de revisión de la hipoteca es un elemento más de un préstamo hipotecario, pero no es ni de lejos el más importante. ¿Quieres saber cuál es? Aquí te lo contamos.

infografía revisión hipotecaria

  • satisfaccion

    Con explicaciones claras y la letra bien grande.

  • gestorpersonalizado_icon

    De persona a persona. Hoy te inscribes, mañana te llamamos.

  • producto-personalizado

    Adaptado a tu vida, la hipoteca que te queda como un guante.