¿Hipoteca en pareja o mejor solo?

Escuela de hipotecas
20 ene. 2023
TIEMPO DE LECTURA: 6 Mins

hipoteca pareja

En pareja se comparte todo, hasta las camisas ¿O no? ¿Qué pasa con el dinero? ¿Y con la hipoteca? Pedir la hipoteca en pareja tiene sus ventajas y también sus desventajas.

Aquí te vamos a ayudar a verlas todas para tomar la mejor decisión en tu caso, pero a modo de spoiler, un 79% de los españoles se hipoteca en pareja, según el estudio sobre “El perfil del hipotecado español”, realizado conjuntamente por Fotocasa, UCI e Hipotecas.com. Ahora entenderás por qué.

Ventajas de pedir la hipoteca en pareja


¿Recuerdas lo que pasó con tus finanzas cuando empezaste a vivir en pareja y compartir gastos? Sí, aumentaron porque donde antes solo había un sueldo para pagar todo, de repente había dos.

Algo parecido ocurre al comprar casa en pareja. Como hay más dinero, puedes aspirar a una vivienda mejor de la que podrías comprar tú solo. Así de fácil.

Esto también se traslada a la hipoteca. Una de las ventajas de pedir la hipoteca en pareja es que podrás acceder a un importe de préstamo más elevado porque hay una relación entre tu salario y la casa que te puedes permitir. 

Y es que, uno de los requisitos que las entidades miran antes de concederte una hipoteca es tu ratio de endeudamiento. Como norma general la deuda máxima que podrás asumir será entre un 30% y un 35% de tus ingresos. De nuevo, si estos son el doble, la cuota a pagar y la cuantía de la hipoteca será mayor.

Eso sí, ten cuidado con este punto porque puede hacer que compres una casa más cara de lo que pensabas solo porque puedes. Piénsatelo bien antes de estirar al máximo los números de tu hipoteca. Un buen experto en hipotecas puede ayudarte con las cuentas.

Una casa mejor, una hipoteca más grande y también posiblemente una hipoteca mejor y en mejores condiciones. Ser dos os dará mucha más flexibilidad al buscar hipoteca y negociar las condiciones, especialmente la de los productos bonificados del préstamo.

Por ejemplo, puede bastar con que uno de los dos domicilie su nómina. También puedes jugar con la cuantía del seguro de vida ligado a la hipoteca bonificada que asume cada uno, aunque recuerda que con una buena hipoteca que solo sea eso, una hipoteca y nada más, no tendrás que hacerlo. Precisamente para eso existen las hipotecas sin productos asociados. 

Y, por último, siendo dos será más fácil conseguir la hipoteca porque vuestra estabilidad y seguridad financiera será mayor. A los bancos les gusta ver que hay dos salarios en lugar de uno para respaldar el préstamo y para hacer frente a las cuotas. Es lo que en finanzas se denomina diversificar riesgos y como ahora verás, es también una de las primeras desventajas de la hipoteca en pareja.

Desventajas de pedir la hipoteca en pareja


Te lo acabamos de adelantar. No todo iba a ser de color de rosa en una hipoteca para dos.

Con una hipoteca en pareja la responsabilidad es de los dos y ambos debéis asumirla de forma solidaria. ¿Qué quiere decir esto? Que, si uno no puede pagar, tendrá que hacerlo el otro, seáis o no pareja.

La hipoteca superará a la pareja e incluso al matrimonio si rompéis. Que tu historia de amor termine no afectará al préstamo que has firmado, como tampoco a la propiedad de la vivienda. Si la pareja se rompe habrá que seguir pagando la hipoteca todos los meses, exactamente igual que si siguieseis juntos.

A partir de ahí, siempre existen opciones como vender el piso para liquidar la hipoteca, que uno se lo compre al otro, hacer una extinción de condominio e incluso alquilar el piso. En realidad, lo que hagas con la vivienda poco importará para el préstamo mientras las cuotas se sigan pagando.

Lo que debes saber antes de firmar una hipoteca en pareja


Más allá de las ventajas y desventajas de pedir una hipoteca para dos y comprar casa, hay tres cuestiones que debes tener en cuenta para evitar posibles líos en el futuro.

La primera es qué pasa si uno aporta más que el otro como entrada. En este caso, salvo que se trate de un matrimonio en régimen de gananciales, lo ideal es que el porcentaje de titularidad de la casa refleje el esfuerzo real de cada parte

En otras palabras, que, si uno aporta más que otro como entrada, tenga un porcentaje mayor de la casa. Esta estrategia se puede incluso trasladar al porcentaje que cada uno asume de la hipoteca, aunque es algo menos habitual.

La segunda es hacer lo mismo con las donaciones y ayudas de los padres. De hecho, si esto no se hace así, Hacienda podría llegar a entender que la donación se ha hecho al 50% a cada uno de los miembros de la pareja y eso supondría el pago de más impuestos por la donación.

La tercera cuestión es tener claro qué puede pasar si una parte deja de pagar la hipoteca. Aunque no nos guste ponernos en lo peor, estas cosas pasan y es mejor saber las consecuencias de antemano. 

Como ya te hemos contado, la obligación de pago es solidaria. Si uno no paga, tendrá que hacerlo el otro. Así de simple y de crudo. De hecho, esto es algo que también aplica a los avalistas de la hipoteca. Si tú no pagas, tendrán que hacerlo ellos. 

Esto es algo importante a tener en cuenta si tenías pensado involucrar a tus padres en una hipoteca en pareja. 

Ahora que ya conoces las ventajas y desventajas de una hipoteca en pareja podrás elegir la opción que más te convenga. 

  • satisfaccion

    Con explicaciones claras y la letra bien grande.

  • gestorpersonalizado_icon

    De persona a persona. Hoy te inscribes, mañana te llamamos.

  • producto-personalizado

    Adaptado a tu vida, la hipoteca que te queda como un guante.