Cómo funcionan las hipotecas bonificadas

Escuela de hipotecas
03 jul. 2022
TIEMPO DE LECTURA: 5Mins
hipotecas bonificadas

Hay una cosa que debes tener muy clara sobre las hipotecas.Ninguna entidad financiera puede obligarte a contratar un producto financiero suyo para concederte la hipoteca, ni siquiera el seguro de hogar.

Lo que sí pueden hacer y, de hecho, la mayoría hacen es premiarte si sumas seguros, tu nómina u otros productos a tu préstamo hipotecario. Es lo que se conoce como una hipoteca bonificada. ¿Todavía no te suena el término? Ahora entenderás cómo funcionan y cuándo te pueden interesar.

¿En qué consiste una hipoteca bonificada?

Lo que define a las hipotecas bonificadas es que el tipo de interés que pagas está ligado a los productos que añades y que “rebajan” puntos en el interés del préstamo. En otras palabras, si sumas ciertos productos conseguirás que el tipo de interés sea menor.

Un ejemplo muy habitual es la contratación del seguro de hogar. Si contratas el que te ofrece la entidad, en lugar de pagar un 3% por tu hipoteca, pagarás, por ejemplo, un 2,5%.

Entre los productos bonificados más habituales figuran domiciliar la nómina con la entidad, los seguros de la hipoteca, que serían el seguro de hogar, de vida y de protección pagos, y productos de inversión como fondos, planes de pensiones o tarjetas. 

Estos productos pueden variar según la entidad financiera y no todas bonifican igual uno que otro o mejoran el préstamo con todos ellos. Lo que no cambia en ningún caso es que con una hipoteca bonificada intercambias una mayor vinculación con la entidad por un tipo de interés inferior en tu hipoteca. 

Esta mejora en el tipo se mantendrá en tanto y en cuanto tú hagas lo propio con los productos que dan la bonificación. Tan pronto los dejes, perderás esa mejora que te daban.

¿Cómo saber si tu hipoteca está bonificada?

Saber si te están ofreciendo una hipoteca bonificada es muy sencillo. El contrato del préstamo debe incluir de forma explícita y clara qué productos bonifican y cuál es la ventaja que aportan. Así de simple. 

Si lo que quieres es averiguar si el préstamo que ya tienes es o no bonificado porque quieres cambiar los seguros o llevar tu nómina a otra entidad, también debes revisar el contrato que firmaste. En las hipotecas anteriores a 2019 es posible que se hable de productos vinculados en lugar de bonificados. 
En cualquier caso, estos productos concretos deben figurar en el préstamo. Si después de leer el contrato tienes dudas, puedes dirigirte directamente a la entidad y preguntar. 

La regla de oro para saber si la bonificación compensa 

La gracia de las hipotecas bonificadas está en pagar menos intereses y así poder ahorrar dinero cada año y en el global de la hipoteca. Por eso mismo si te preguntas si es mejor una hipoteca bonificada o sin bonificar, la forma de averiguarlo es comparar lo que ahorras por un lado frente a lo que pagas por otro.

Para que lo entiendas mejor, vamos a verlo con un ejemplo concreto. Imagina que una entidad financiera te ofrece una mejora de 0,25 puntos en la hipoteca por contratar con ellos el seguro de protección de pagos y que tú sabes que quieres contratar la póliza, con el banco o por tu cuenta. 

Para saber si merece la pena añadir la póliza a la hipoteca lo primero es averiguar cuánto vas a ahorrar ese año, algo que puedes hacer usando un simulador de hipotecas, que te dirá cuánto pagas al año en intereses con ese 0,25 de más y de menos.   

Después, solo tendrás que buscar un seguro similar en el mercado libre y enfrentar ese precio al coste del seguro bonificado de la entidad más el ahorro en intereses. De esta forma tendrás claro si esa bonificación supone un ahorro real o no.

Hipotecas más allá de la bonificación

Las hipotecas bonificadas son solo una opción. En el mercado también hay hipotecas sin bonificación, como las de Hipotecas.com, a las que puedes incluir, si quieres, los seguros que necesites. 
  • satisfaccion

    Con explicaciones claras y la letra bien grande.

  • gestorpersonalizado_icon

    De persona a persona. Hoy te inscribes, mañana te llamamos.

  • producto-personalizado

    Adaptado a tu vida, la hipoteca que te queda como un guante.