Sobre finanzas

¿Qué es la emancipación?

08 ago. 2023
TIEMPO DE LECTURA: 4 Mins

Emanciparse suena a hacerse mayor y en cierto sentido es así. La emancipación es la forma que tiene un menor de declararse mayor de edad y tener potestad legal para decidir sobre ciertas cuestiones.
En otras palabras, adquirir los derechos propios de la mayoría de edad, incluso sin haber alcanzado los 18 años. 

Causas de emancipación

La emancipación es un proceso irrevocable salvo mediante sentencia judicial. Además, es necesario que esta emancipación se produzca por alguna de las causas legalmente establecidas.
¿Cuáles son los motivos para emanciparse? Se pueden resumir en tres:

Por alcanzar la mayoría de edad

Como es lógico y como reconoce el artículo 240 del Código Civil una vez superados los 18 años se es mayor de edad y se pueden hacer cosas como pedir una hipoteca (otra cosa es que te la concedan si no cumples unos requisitos mínimos).

Por concesión de los que ejerzan la patria potestad

Esta concesión se produce cuando los padres consienten la emancipación del menor a partir de los 16 años. Eso sí, los padres o tutores legales no pueden pedir esa emancipación ni instarla. 

Por concesión judicial

Cuando el menor solicita la emancipación, un juez estudia su caso y decide si concede o no la emancipación. Antes hablará con los padres, como es normal.De nuevo, existen una serie de causas para el juez permita emanciparse al menor. Según recoge el artículo 244 del Código Civil, son las siguientes: 
1. Cuando quien ejerce la patria potestad contrajera nupcias o conviviera maritalmente con una persona distinta del otro progenitor. Esto es, cuando el padre o la madre que tiene la custodia se casa de nuevo. 
2. Cuando los progenitores vivan separados.
3. Cuando concurra cualquier causa que entorpezca gravemente el ejercicio de la patria potestad. Es decir, si el juez aprecia que los progenitores no están cumpliendo con sus obligaciones como es debido.
A esta se puede sumar la emancipación por vida independiente cuando el hijo o hija mayor de 16 años sea económicamente independiente y conviva de la misma forma con el consentimiento de los padres. Eso sí, este tipo de emancipación es revocable y ya no figura de forma expresa en el Código Civil. 

Clases de emancipación

También hay dos tipos de emancipación:
Emancipación judicial, que se produce en caso de maltrato o abandono por parte de los progenitores, cuando hay una condena a los progenitores que constituya pena o si existe algún impedimento físico o moral del padre o la madre y al otro progenitor no le corresponde la custodia. 
Emancipación legal, en caso de muerte del padre o la madre siempre que no haya nadie que pueda ejercer la patria potestad, en caso de matrimonio o de haber cumplido los 18 años. 

Cuándo puede emanciparse una persona

Como norma general, un menor no puede emanciparse hasta haber cumplido los 16 años. En ese momento podrá hacerlo por acuerdo con los progenitores o por concesión judicial. 

Limitaciones del menor emancipado 

La emancipación supone adquirir la mayoría de edad antes de tiempo, aunque esta mayoría no es algo universal, tiene sus límites. Hay ciertas cuestiones para las que el menor todavía necesitará el consentimiento de sus progenitores o de su defensor judicial. Por ejemplo, el artículo 247 del Código Civil limita la capacidad del menor para “tomar dinero a préstamo, gravar o enajenar bienes inmuebles y establecimientos mercantiles o industriales u objetos de extraordinario valor sin consentimiento de sus progenitores y, a falta de ambos, sin el de su defensor judicial”. 
En otras palabras, que hay que ser mayor de edad para pedir una hipoteca o para vender una casa o empresa.
También necesitará autorización para convertirse en el tutor de otra persona o para aceptar una herencia sin beneficio de inventario.

¿Es posible obligar a un menor a emanciparse?

No, los padres no pueden obligar a un hijo menor de edad a emanciparse, pero este hecho se producirá una vez cumpla los 18 años.
En cualquier caso, no hay que confundir la emancipación con poder olvidarse de las responsabilidades hacia el menor. Aunque esté emancipado, los progenitores siguen teniendo la responsabilidad de proporcionarle alimento, sustento, habitación y vestido. En estos casos el hijo tendrá que reclamar ese derecho ante el juez si no se le concede de forma natural. 

 

Las publicaciones en el Blog de UCI, tratan temas de actualidad que pretenden ser de utilidad para nuestros lectores. No obstante, es posible que algunos de los post menos recientes contengan información no actualizada. Por ello es necesario que compruebes siempre la fecha de publicación del post.

Contenido relacionado

  • satisfaccion

    Con explicaciones claras y la letra bien grande.

  • gestorpersonalizado_icon

    De persona a persona. Hoy te inscribes, mañana te llamamos.

  • producto-personalizado

    Adaptado a tu vida, la hipoteca que te queda como un guante.