Lo que necesitas saber para construir tu casa en tu terreno

Escuela de hipotecas
10 may. 2022
TIEMPO DE LECTURA: 3Mins
Lo que necesitas saber para construir tu casa en tu terreno

Terreno en el pueblo busca habitante. Podría ser un anuncio de cualquier pueblo de la España vaciada, pero es una realidad a la que puedes enfrentarte tras heredar esas tierras de tu tía segunda o con ese terreno a precio de saldo que has conseguido.

Y ahora que ya tienes un suelo en propiedad ¿qué es lo siguiente?, ¿construir la casa? ¡No tan deprisa! Antes de lanzarte a por la obra hay algunos aspectos que deberías tener en cuenta. En esta guía para no perderte al construir tu casa te lo contamos.

Averigua si el terreno es edificable

No todos los terrenos tienen el mismo uso. La administración es quien dice lo que puedes hacer con cada uno de ellos y si podrás o no construir ahí tu casa. 
¿Cómo saber si un terreno es edificable o no? La respuesta la tiene el Departamento de Urbanismo del Ayuntamiento al que pertenezca el terreno. Allí es donde se puede consultar la situación urbanística del terreno o de la finca para saber si se trata o no de una parcela urbanizable. Además, también podrás consultar cuántas alturas se pueden construir y otros posibles requisitos adicionales. 

¿Y si el terreno no es urbanizable? ¿Cuáles son las opciones? Pues puedes dar al terreno el uso que indique la normativa o pedir al Ayuntamiento que inicie los trámites para convertir su uso en suelo urbanizable.  En cualquier caso, recuerda que eso es algo que ya no estará en tus manos. 

Haz tu presupuesto

Antes de embarcarte en construir es imprescindible calcular el importe  que puedes permitirte y revisar bien tu presupuesto. Cuánto puedes y quieres gastarte.
Los costes de una casa de autopromoción son totalmente diferentes a los de una vivienda ya construida:
• Gastos relacionados con arquitectos, permisos, etc.
• Costes relativos a la elección de materiales y componentes y que pueden influir en futuros ahorros, sobre todo en términos de eficiencia energética. Dependerán de aspectos como la calidad y el número de plantas.
• Las tasas e impuestos, que van desde el Impuesto de Construcciones, Instalaciones y Obras del Ayuntamiento hasta los visados de obra, además de la elaboración del proyecto por parte de los arquitectos.
• Gastos extra para accesorios como piscina, garaje, vallado del terreno, etc.

 En internet encontrarás simuladores que te ayudarán a hacer una estimación de ese presupuesto. Una vez lo tengas, ¿encontrarás una hipoteca adecuada? Seguro que sí, puedes estar tranquilo. En el mercado hay hipotecas para autopromotor con terreno... Este tipo de hipotecas financiarán el coste de las obras, entregando el préstamo en pagos parciales según avance la obra (aquí puedes ver cómo funcionan exactamente

Manos a la obra: así es el proceso para hacer realidad tu casa

Con la parte financiera cerrada y bien atada, llegaría el momento de convertir esa idea en una realidad. En otras palabras, de construir tu casa. Aquí da lo mismo si vas a hacer tu casa sobre plano o si tienes en mente una casa prefabricada. Hay trámites que deberás atender igualmente. 
Estos son los pasos a seguir:
• Contrata a un arquitecto que elabore el proyecto general de ejecución, así como el estudio general de seguridad y salud. 
Con estos documentos tendrás que tramitar el visado en el Colegio de Arquitectos. 

Además, también será necesario disponer de un presupuesto de ejecución material o PEM, que suma el importe de los materiales y de la mano de obra, pero no el resto de los honorarios técnicos ni las tasas e impuestos.

• Solicita la licencia urbanística en el Ayuntamiento. Permite iniciar la obra.
• Pide los visados, que son los que ya has visto. 
• Contrata la dirección de obra y la dirección de ejecución de obra. El primero tendrá que ser un arquitecto y el segundo podrá ser un aparejador. 
Por último, con la licencia y el papeleo en regla: ¡Empieza la obra! Aquí es cuando construyes tu casa.

Obra terminada ¿y ahora qué?

Tu casa ya está lista, pero antes de entrar a vivir tendrás que completar los siguientes trámites: Certificado de fin de obra y Licencia de Primera Ocupación o Habitabilidad.

Esta licencia la expide el ayuntamiento y certifica que la vivienda reúne las condiciones de seguridad y salubridad para poder ser habitada. Una vez la tengas, podrás contratar ya los suministros de la vivienda. 

Por último, deberás incluir la vivienda en el Registro de la Propiedad y en el catastro. Una vez lo hagas, ¡por fin habrás terminado los trámites para crear la vivienda en tu propio terreno!

guía construir tu casa de cero

Las publicaciones en el Blog de UCI, tratan temas de actualidad que pretenden ser de utilidad para nuestros lectores. No obstante, es posible que algunos de los post menos recientes contengan información no actualizada. Por ello es necesario que compruebes siempre la fecha de publicación del post.

  • satisfaccion

    Con explicaciones claras y la letra bien grande.

  • gestorpersonalizado_icon

    De persona a persona. Hoy te inscribes, mañana te llamamos.

  • producto-personalizado

    Adaptado a tu vida, la hipoteca que te queda como un guante.