¿Es obligatorio un seguro de vida en la hipoteca ? ¡Descúbrelo!

Escuela de hipotecas
30 nov. 2020
TIEMPO DE LECTURA: 4Mins

seguro de vida hipoteca

Para conseguir la hipoteca necesitas contratar el seguro de vida con el banco. ¿Lo has escuchado alguna vez? Es fácil que sí y también que te preguntes si es obligatorio el seguro de vida con la hipoteca.

¿Qué hay de cierto en esa afirmación? Si tenemos una hipoteca, ¿hay que contratar un seguro de vida sí o sí? Nada más lejos de la realidad.

El seguro de vida no es obligatorio cuando contratas una hipoteca y mucho menos el que te ofrezca la entidad financiera con la que firmes el préstamo hipotecario. De hecho, según la nueva ley hipotecaria (Ley 5/2019) está prohibido hacerlo.

Lo que sí se puede es bonificar la contratación de ese seguro de vida con la hipoteca o de cualquier otro. Ahí es donde caben todas esas ofertas que rebajan el tipo de interés del préstamo a costa de incluir desde seguros hasta planes de pensiones o domiciliar la nómina, por ejemplo.

En Hipotecas.com pensamos de forma diferente. Creemos que te mereces la mejor hipoteca que puedas tener sin ningún tipo de aditivo. Por eso mismo, ni te obligamos a contratar el seguro de vida con la hipoteca ni te premiamos por hacerlo… ¡porque no podemos!

No es obligatorio, pero ¿es recomendable un seguro de vida con la hipoteca?

Ahora que tenemos claro si es obligatorio el seguro de vida en la hipoteca llega la siguiente pregunta: ¿conviene contratarlo igualmente? Como todo lo que tiene que ver con los seguros, es cuestión de gustos y de percepción. A fin de cuentas, no todos necesitamos lo mismo para poder dormir tranquilos por las noches.

Con el seguro de vida de la hipoteca lo importante es tener clara su función y qué es lo que cubre. El objetivo de esta póliza es claro: sirve para pagar lo que queda de hipoteca (o la cantidad que queramos) si nos pasa algo.

Ese algo puede ser el fallecimiento (por algo se llaman seguros de vida) o la invalidez permanente absoluta. Es decir, si seguimos vivos, pero no podemos trabajar ni ganar dinero para pagar la hipoteca. El seguro se encargará de saldar la deuda por nosotros. Esa es su función y el motivo por el que es recomendable contratarlo.

En Hipotecas.com puedes encontrar un seguro de vida que se ajusta a tus necesidades. Sabemos que no necesitas enrevesadas coberturas que no usarás en la vida, sólo un seguro que cubra lo que quieres: el pago de la hipoteca o de la cantidad que tú elijas. Y eso es lo que te ofrecemos.

Además, te lo ponemos muy fácil para contratar y pagar. Puedes renovar la póliza año a año o hacerlo con una prima única de cinco años y en todos los casos puedes incluir el precio del seguro en la hipoteca y así lo irás pagando mes a mes como parte de la cuota del préstamo.

 ¿Quién cobra el seguro de vida de la hipoteca?

Los seguros de vida que se firman con la hipoteca suelen tener una particularidad: el que lo cobra es el banco. Y no, no se trata de un engaño. Más bien al contrario, es una forma de hacer que paguemos menos impuestos y que Hacienda no se quede parte del dinero que sería para pagar la hipoteca.

¿Quieres saber por qué? Es muy fácil. Los seguros no están exentos del pago de impuestos. En caso de fallecimiento tributan dentro de la herencia y si se cobran en vida (por invalidez, por ejemplo), lo hacen en la declaración de la renta. Al ser el banco quien cobra el dinero y utilizarlo para saldar una deuda, ese dinero no pagará impuestos y se dedicará íntegramente a cubrirnos, como debe ser.

 

Las publicaciones en el Blog de UCI, tratan temas de actualidad que pretenden ser de utilidad para nuestros lectores. No obstante, es posible que algunos de los post menos recientes contengan información no actualizada. Por ello es necesario que compruebes siempre la fecha de publicación del post.

  • satisfaccion

    Con explicaciones claras y la letra bien grande.

  • gestorpersonalizado_icon

    De persona a persona. Hoy te inscribes, mañana te llamamos.

  • producto-personalizado

    Adaptado a tu vida, la hipoteca que te queda como un guante.