Hipotecas fijas o variables ¿Cuál es la mejor para ti?

Escuela de hipotecas
14 jul. 2021
TIEMPO DE LECTURA: 4Mins

hipoteca fija o variable

¿Quieres más a papá o a mamá? Trasladado a las hipotecas la pregunta sería: ¿prefieres las hipotecas fijas o variables? Como con papá y mamá, la respuesta depende de cuándo, cómo y para qué.

Y es que, una hipoteca a tipo fijo no es mejor que una a tipo variable y viceversa. Todo depende del momento en el que la contrates y, sobre todo de tus circunstancias y preferencias personales. Entonces, ¿qué tienes que hacer en tu caso? ¿cómo elegir entre los dos tipos de hipotecas? Empieza por entender cómo funciona cada una y que el tipo de interés es solo uno de los elementos de un préstamo hipotecario.

Diferencias entre las hipotecas fijas y las variables

El tipo de interés es lo que distingue a los dos principales tipos de préstamos hipotecarios. ¿En qué se diferencia un tipo fijo de uno variable? En cómo se calculan los intereses a pagar.

  • En una hipoteca fija el tipo de interés no varía a lo largo del tiempo. Es el mismo durante toda la vida del préstamo. ¿La consecuencia directa? Todos los meses vas a pagar lo mismo por tu hipoteca.
  • En una hipoteca variable el tipo de interés cambia con el tiempo. Estos préstamos usan un índice de referencia, que normalmente es el euríbor, para calcular los intereses. Si el índice sube, también lo hará la cuota de la hipoteca y al revés si baja. Para que no haya cambios cada mes, la cuota se revisa cada seis o doce meses habitualmente.

Otra diferencia habitual entre las hipotecas a tipo fijo y variable es el plazo de amortización. Es decir, cuánto tiempo tienes para pagar la hipoteca. Tradicionalmente, el plazo ha sido mayor en los préstamos variables, aunque no siempre es así. Aquí puedes ver un ejemplo.

¿Hipoteca a tipo fijo o variable? Cómo elegir según tu caso

Para saber si es mejor una hipoteca fija o una variable lo primero es tener claro qué valoras más: ahorro potencial o seguridad y estabilidad.

La gran ventaja de las hipotecas fijas es la estabilidad de las cuotas y la seguridad de saber que pagarás lo mismo de principio a fin.

La contrapartida es que las hipotecas a tipo fijo tienden a ser más caras de entrada y que cuentan con mayores comisiones por amortización anticipada. En otras palabras, si tienes pensado adelantar parte del préstamo, pagarás algo más en comisiones.

Mientras, la ventaja de las hipotecas variables es el ahorro potencial. El tipo de interés de partida de este tipo de préstamos hipotecarios es inferior al de las hipotecas fijas. Según los últimos datos del Instituto nacional de Estadística (INE), el tipo de interés medio al inicio es del 2,13% para las hipotecas a tipo variable y del 2,83% para las de tipo fijo.

A esto se suman menores gastos para abrir la hipoteca y también para adelantar la hipoteca.

¿La parte negativa? Que ese tipo de interés inicial puede cambiar e incluso subir si lo hace el euríbor. Por eso mismo, para elegir entre una hipoteca a tipo fijo o variable como un economista tendrías que saber qué va a hacer el euríbor a 20 años y, sinceramente, si ya es complicado saber qué pasará en un plazo de 5 años, hacerlo en dos décadas es cosa de ciencia ficción.

Por eso mismo, la discusión sobre qué hipoteca es mejor para ti dependerá de tus circunstancias, tu estabilidad financiera y laboral, aversión al riesgo y planes para la hipoteca (si piensas amortizar o no de forma anticipada parte del préstamo).

hipotecas fijas o variables

¿Qué opinan los españoles?

¿Todavía no te decides? Puedes leer algunas opiniones y saber si prefieren las hipotecas variables o fijas. Estos son algunos ejemplos:

Cristina Pérez, 45 años. Profesora de universidad.

“Depende del interés de la variable, de la mixta y del euríbor. Ahora dicen que son mejores las mixtas, pero yo tendría que hacer un estudio exhaustivo sobre el tema antes de elegir una opción u otra. Ahora mismo no te puedo decir si mejor las fijas o las variables porque no he analizado y comparado los datos, necesitaría estudiarlo con tranquilidad”.

Manuel Alcocer, 42 años. Desempleado

“Yo la verdad es que compraría las casas como las compraban nuestros padres, por letras. No me gustan las hipotecas, pero bueno, si tengo que elegir entre pagar un interés fijo o uno variable… mejor siempre tener que pagar lo mismo, aunque sea más alto, porque así me organizo mejor, sé qué gastos voy a tener todos los meses y tengo más controlado todo”.

José Luis González, 25 años. Estudiante de doctorado

“No conozco muy bien las diferencias entre ambos productos, pero creo que preferiría pagar un interés fijo, aunque fuera más alto, que uno variable que no pudiera controlar. Para mí es mucho mejor conocer las condiciones de antemano y no que puedan cambiar de un día para otro sin yo poder hacer nada”.

Asunción Serrano, 40 años. Investigadora clínica

“No lo sé, pero yo creo que es mejor uno fijo porque, de esa manera, puedo saber qué cantidad me puedo permitir pagar y si realmente voy a poder comprar esa casa o no. A mí no me gusta llevarme sorpresas y los intereses variables nunca sabes por dónde van a salir”.

Más allá de las opiniones, los datos del INE sí que pueden decirte por qué hipotecas se están decantando los españoles. Y estos datos son cristalinos: en 2021 la mayoría de nuevas hipotecas son a tipo fijo.

En concreto, el 58,4% de los nuevos préstamos se hace a tipo fijo. ¿La razón de este cambio de tendencia? Una reducción del tipo inicial y la búsqueda de estabilidad por parte de los nuevos hipotecados. Y tú, ¿qué harías?

  • satisfaccion

    Con explicaciones claras y la letra bien grande.

  • gestorpersonalizado_icon

    De persona a persona. Hoy te inscribes, mañana te llamamos.

  • producto-personalizado

    Adaptado a tu vida, la hipoteca que te queda como un guante.