Sobre hipotecas

Hipoteca de máximo: qué es y para qué se utiliza

05 FEB. 2024
TIEMPO DE LECTURA: 4 Mins
nido con huevos de colores

Hay términos financieros que pueden dar lugar a error. La hipoteca de máximo no es una hipoteca por el 100% de la casa. Eso es otra cosa totalmente diferente.

En este post te hablaremos sobre un término desconocido para muchas personas, la hipoteca de máximo, también llamada hipoteca flotante o hipoteca global.

¿Qué es una hipoteca de máximo?

La hipoteca de máximo es un tipo de hipoteca diseñada para garantizar múltiples obligaciones simultáneamente.  No es requisito que estas obligaciones estén presentes al momento de establecer la hipoteca, ni es necesario especificar su monto exacto. En su lugar, se establece un límite máximo para la responsabilidad hipotecaria. Esto simplifica el proceso y reduce los costes asociados con la constitución de múltiples hipotecas o préstamos para cada obligación con la misma entidad financiera.

En otras palabras, si tienes varias hipotecas con una entidad bancaria, bien sea porque hayas comprado una segunda residencia o porque hayas adquirido una vivienda para destinarla al alquiler; o, por el contrario, solo tienes una hipoteca, pero estás pagando un préstamo personal con la entidad o tienes intención de pedirlo en el futuro, la hipoteca flotante lo que hace es reunificar la deuda en un único pago.

¿Para qué sirven las hipotecas de máximo?

La utilidad de las hipotecas de máximo reside en la simplificación de los pagos, que a su vez permite reducir el coste de financiación. Como es lógico, no es una modalidad para todos los clientes. Pero, si tienes dos hipotecas, una hipoteca y uno o varios préstamos personales o bien, tienes una hipoteca, pero te gustaría pedir un préstamo personal en el futuro para comprar un coche, reformar la vivienda o montar un negocio, por ejemplo, entonces esta hipoteca global te interesa.

En resumidas cuentas, las hipotecas de máximo sirven para reunificar todos los pagos en una sola cuota, reducir el coste de la financiación con el banco y poder acceder a nuevas líneas de financiación en el futuro.

Generalmente, estas hipotecas van dirigidas o bien a aquellas personas que hayan comprado una segunda residencia para uso vacacional o de inversión; también para autónomos que quieran empezar un negocio o ya lo tengan, pero necesiten financiación; o, incluso, para personas que tengan una hipoteca y un préstamo de un coche o quieran reformar la casa comprada para mejorarla.

¿Cómo funciona una hipoteca flotante?

Cuando se establece la hipoteca de máximo con una entidad financiera  se fija un límite máximo para la responsabilidad hipotecaria, que será el monto máximo que la entidad financiera estará dispuesta a prestar.

Es importante señalar que, en el momento de establecer la hipoteca de máximo, no es necesario que tengas obligaciones concretas. Este tipo de hipoteca se configura con la flexibilidad de poder incorporar nuevas obligaciones en el futuro, siempre y cuando se mantengan dentro del límite establecido.

De esta manera, las hipotecas de máximo operan de manera análoga a una línea de crédito disponible para financiamiento cuando se requiere. No obstante, en períodos sin necesidad de financiamiento y sin deudas pendientes con el banco, no se deben realizar pagos mensuales. Eso sí, para establecer una hipoteca de máximo, se debe respaldar con un inmueble en garantía.

Ejemplo de una hipoteca de máximo

Imagina que tienes una vivienda en propiedad y estás pensando en montar un negocio para el que necesitas alquilar o comprar un local, además de comprar material y un coche. En este caso, puedes negociar  con el banco una hipoteca flotante con un importe máximo de 300.000 euros. En esa cantidad, se podría incluir el pago de la hipoteca de tu vivienda  – en caso de que estés pagando todavía el inmueble – y los nuevos préstamos para montar el negocio.

De esta manera, se incluiría el pago de tu hipoteca actual de la que te quedan por pagar 100.000 euros, más 45.000 euros que has necesitado para iniciar el negocio. En caso de que necesitases más dinero, puedes aumentar tu línea de financiación o no. Pero, cuentas con ese margen para poder pedir un crédito mayor sin tener que hacer nuevos procedimientos, ya que iría dentro del marco previamente acordado.

SHARE

Lo último

Todos los artículos por fecha de publicación
  • satisfaccion

    Con explicaciones claras y la letra bien grande.

  • gestorpersonalizado_icon

    De persona a persona. Hoy te inscribes, mañana te llamamos.

  • producto-personalizado

    Adaptado a tu vida, la hipoteca que te queda como un guante.