Lorem ipsum

Gastos de una hipoteca

17 NOV 2022
READING TIME: 5 mins Minutes


Formalizar un préstamo hipotecario supone tener que abonar ciertos gastos. Si en otros contenidos hemos visto cuánto necesitas para pagar la entrada de la hipoteca, en esta ocasión vamos a abordar cuáles son los gastos concretos de comprar casa y firmar el préstamo.


¿Cómo puedo calcular los gastos de apertura de mi hipoteca?

Los gastos de apertura de una hipoteca dependen de cada entidad financiera. La ley hipotecaria de 2019 señaló claramente qué gastos de constitución corresponden al banco y cuáles debía abonar el cliente.

Sin embargo, no todos estos gastos están limitados por ley. En concreto, el artículo 14.4 de la ley 5/2019 establece que las entidades financieras pueden todavía cobrar una comisión de apertura, que solo se puede cobrar una vez y que debe incluir todos los gastos de estudio, tramitación, concesión de préstamos y similares que la entidad vaya a cargar.

Además, es muy claro en que cualquier gasto de esa comisión de apertura debe de estar justificado y relacionado con un servicio que preste la entidad, como por ejemplo estudiar la solicitud del cliente. 


¿Qué impuestos he de pagar al comprar una vivienda?

Al comprar una vivienda también hay que pagar a Hacienda. Estos impuestos se dividen entre los de la compra de la casa y los de la hipoteca.

Los impuestos por comprar casa dependen a su vez del tipo de vivienda que sea.

Cuándo la vivienda es nueva habrá que abonar el IVA, como con la mayoría de productos nuevos. El IVA de la vivienda es un IVA reducido del 10% con carácter general, aunque en el caso de las viviendas de protección oficial se aplica un IVA superreducido del 4%. 

Cuando compras una vivienda de segunda mano no pagarás IVA, solo el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales o ITP. Este es un impuesto cedido a las comunidades autónomas, por lo que la cuantía a pagar dependerá de dónde compres la casa y de si es tu primera o segunda residencia. El porcentaje a pagar varía entre un 5% y un 10%.

En ambos casos ese porcentaje es el que se aplica sobre el precio de la vivienda, aunque en obra nueva, muchos promotores lo suman directamente para que así conozcas el precio final de la vivienda.

Además de estos dos impuestos, al comprar casa también tendrás que pagar el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados. Por fortuna, este impuesto es incompatible con el ITP, por lo que al final no lo pagarás con una casa de segunda mano. 

Este IAJD también se paga en la hipoteca, aunque es la entidad financiera quien se hará cargo de él. 


¿Cuáles son los costes de una hipoteca?

Los impuestos son solo una parte de los costes de abrir una hipoteca. La ley hipotecaria de 2019 divide estos gastos entre los que debe abonar la entidad financiera y los que tendrás que pagar tú como cliente.

La mayoría de gastos correrán a cargo de la entidad, que será quien pague los gastos de notaría, gestoría, IAJD y el registro de la hipoteca.

Tus gastos de constitución se limitarán a la tasación de la vivienda y las copias adicionales que quieras de la escritura de la hipoteca.

A los costes iniciales de la hipoteca tendrás que sumarlo en los que después incurras tú, como por ejemplo la comisión por amortización anticipada si decides adelantar parte de la hipoteca. 

The UCI blog posts cover current issues that are intended to be useful to our readers. However, it is possible that some of the less recent posts contain out-of-date information, so it is necessary that you always check the publication date of the post.

/Feature/Blog/Post/ShareText
  • With clear explanations and large print.

  • Person-to-person. Leave your details today, and we’ll call you tomorrow.

  • Tailored to your circumstances, the mortgage that fits like a glove.