Limpieza de primavera: 10 trucos efectivos para poner tu casa a punto

  /   Tiempo de Lectura: 7 minutos
  /  Tu casa y Tú

¡Bienvenida, primavera! Es toda una alegría pasado el invierno recibir a la estación más luminosa del año. Son días de renovación en lo que la naturaleza renace, y nos invita a abrir nuestras casas a la luz, el color y las nuevas tendencias. Una limpieza de primavera a fondo puede ser un buen comienzo: después, será el momento de disfrutar cambiando los muebles, poniendo cortinas livianas, colocando alfombras de fibra…Y por supuesto, escogiendo centros de flores frescas que llenarán los espacios de color.

Retira y vencerás: antes de limpiar, fuera obstáculos 

limpieza-primavera-trucosSi quieres que la limpieza de primavera de tu casa sea un éxito, resérvate por lo menos dos días  (mejor, consecutivos). Haz una lista con todo lo que tienes que limpiar para que no se te pase nada. Ponte ropa cómoda, ten a mano todo lo que necesites… ¡y manos a la obra! Es el momento de mover los muebles hacia un lado para despejar las zonas. Hablamos de muebles no muy grandes y que se puedan transportar entre dos personas: mesas, sillas… Si estás tu solo, mueve únicamente los que puedas trasladar sin esfuerzo. Una buena idea es meter mantas o toallas viejas bajo las patas de las mesas, para desplazarlas sin rayar el suelo.

Retira también las alfombras y las cortinas: aprovecha para lavar estas últimas en la lavadora. Si no las vas a cambiar, cuélgalas tras sacarlas de la lavadora. Se estirarán solas con su propio peso y no las tendrás que planchar.

Vista al frente, ¡y a por las paredes!

Tras retirar los muebles, seguro que se te va la vista al suelo. ¿Estás pensando en empezar a limpiarlo? ¡No lo hagas! Es mejor dedicarte al resto de la casa y dejar el suelo para el final, porque seguro que se volverá a ensuciar. Mejor, dedícate a las paredes; parece que no, pero también acumulan polvo y manchas.

La pintura plástica lavable se limpia con agua, jabón neutro y esponja. No empapes mucho la esponja: basta con pasarla con suavidad. Antes, aspira bien las esquinas con un accesorio de cepillo conectado al aspirador. Los papeles pintados lavables se limpian igual; si hay huellas de dedos, intenta quitarlas antes con una goma de borrar no muy dura.

Para las alturas, plumeros extensibles

Una buena limpieza de primavera no está completa sin un repaso a los techos. Y quien dice techos, dice lámparas, ventiladores, equipos de aire acondicionado… Todo aquello que normalmente no limpiamos, porque no está al alcance de la mano. Un plumero extensible es la mejor solución, sobre todo si se puede doblar: podrás pasarlo por encima de las pantallas, equipos de aire y las aspas del ventilador.

Tras quitar el polvo y las telarañas de las esquinas (siempre hay alguna), súbete a una escalera segura, y limpia las pantallas de cristal o plástico, los equipos y las aspas con una bayeta de microfibra y agua. Si están muy sucias, rocíalas antes con un producto desengrasante y acláralas después. Seca todo bien para que no se vuelva a pegar el polvo.

Las tapicerías: acogedoras y frescas

Por supuesto, la limpieza de primavera incluye las tapicerías. Muchas veces las dejamos de lado, sin pensar en la cantidad de polvo y suciedad que acumulan… Y más durante el invierno, cuando pasamos tanto tiempo en casa. Empieza quitando el polvo con el aspirador y un cepillo especial; y si quedan manchas, intenta eliminarlas con un jabón suave y agua templada. No olvides hacer una prueba antes para asegurarte de que la tela no perderá color. ¿Quieres un resultado rápido y profesional? Puedes contratar los servicios de una empresa de limpieza de sofás, que por un presupuesto muy ajustado (desde unos 60 €/aprox.) dejará el tuyo como nuevo.

Cristales “invisibles”

limpieza-primavera-trucos

Invisibles, porque quedarán tan limpios que parecerá que no los hay… Aprovecha la limpieza de primavera para dejar las ventanas impecables. Si eres de las personas a las que les gusta limpiar con productos naturales, el vinagre blanco será tu mejor aliado. Frota los cristales con este producto y una bayeta de microfibra, y acláralos después con papel de periódico para evitar las pelusas. ¡Conseguirás un resultado impresionante! Si en tu casa hay muchas ventanas o prefieres delegar esa labor en profesionales, la solución es contratar a una empresa de limpieza de cristales. El precio variará en función del número de ventanas o la altura del edificio, pero es sin duda una opción a considerar si se vive en una planta alta por motivos de seguridad.

¿Plagas? ¡No, gracias!

Las plagas no entienden de limpieza. Puedes tener la casa impecable y ver cómo en primavera aparecen cucarachas u otros “intrusos”… No dejes que proliferen y plántales cara. Si no han aparecido, evitarás su presencia guardando bien la comida en alacenas que cierren bien y en el frigorífico. Los grifos no deben gotear, ya que el agua que se acumula también atrae a los insectos. Y si tienes muebles o vigas de madera, vigila la aparición de pequeños agujeros con serrín: indican la presencia de carcoma o termitas, que pueden terminar por arruinarlos. Cuando el ataque es leve, se puede atajar inyectando un producto matacarcomas con una jeringuilla y envolviendo el mueble en plástico durante un mes. Pero si las termitas han atacado las estructuras de la casa, la solución pasa por aplicar un tratamiento específico(a cargo de profesionales) que las erradique.

Suelos como nuevos… ¡Y písalos con gusto!

limpieza-primavera-trucosTras pasar el aspirador por toda la casa, el paso siguiente para dejar tus suelos en perfecto estado es elegir bien el producto con el que los debes limpiar. No es lo mismo tratar un suelo de madera que uno de baldosas, de moqueta, con alfombra
s… Los suelos cerámicos se limpian bien con productos comerciales para baños y cocinas, mientras que para el parquet y la tarima de madera es preferible emplear jabones neutros especiales. Consejo: escógelos sin ceras, ya que aunque al principio brillan, después acumulan mucho polvo. La moqueta y las alfombras agradecen los aspirados frecuentes; si tienen manchas, intenta quitarlas con agua mezclada con un chorrito de amoniaco.

Los “dos magníficos”: la cocina y el baño

limpieza-primavera-trucosUna buena limpieza de primavera no puede dejar de incluir la cocina y el baño. La cocina es probablemente la estancia más trabajosa de limpiar y tendrás que dedicarle un día completo. Empieza quitando los tiradores de las puertas de los armarios; mientras limpies las puertas, mételos en un cubo con agua y un chorro de desengrasante. Luego, sólo tendrás que aclararlos para dejarlos impecables. Los filtros de la campana extractora se pueden meter en el lavavajillas, pero antes vaporiza desengrasante sobre ellos para facilitar la limpieza. Si tienes armarios con puertas de cristal, límpialas con vinagre blanco o alcohol y un periódico.

En el baño, los productos antical serán tus mejores aliados para la limpieza de grifos y los cristales. La mampara de la bañera o la ducha suele acumular restos de cal difíciles de eliminar. Para quitarlos, utiliza un producto especial o jabón lavavajillas (del que se utiliza para lavar los platos), que da muy buenos resultados. Y un truco muy eficaz es aplicar sobre el cristal de la mampara un producto de tratamiento antical, que hará que el agua resbale sin dejar restos.

Discretos, pero importantes: detalles que no debes olvidar

Los grandes olvidados en la limpieza de primavera (y en todas las limpiezas que hagas a lo largo del año) son los pequeños detalles. Puedes dejar impecables paredes, suelos, muebles y tapicerías, y aún así notar que falta algo. Son ellos: interruptores, enchufes, rodapiés, lámparas… Dedícales un buen  rato. Los interruptores y enchufes quedan de maravilla si los limpias con un paño que no suelte pelo (un trozo de camiseta de algodón funciona bien) y alcohol. No los empapes: basta con frotarlos con cuidado. Además, así cogerán menos polvo. En las lámparas, no olvides limpiar bien las bombillas; suelen acumular polvo, que hace que iluminen peor. En este caso, el alcohol también funciona muy bien. Los rodapiés se aspiran conectando un accesorio de cepillo en el aspirador; si están muy sucios, puedes dejarlos como nuevos con un limpiador para suelos de madera diluido en agua y una fregona.

Toldos limpios para una fachada perfecta

Desde dentro no se aprecia bien, pero vistos desde el exterior unos toldos sucios afean mucho la fachada de una casa. Una buena solución es limpiarlos con una manguera con pistola de agua a presión, conectada a un grifo. Después, si la lona está muy sucia (y tienes acceso a ella), conviene frotarla con un cepillo y jabón añadiendo a la mezcla un chorrito de amoniaco. Aclara bien y deja secar el toldo totalmente abierto, para evitar que se formen manchas de moho. Otra opción es recurrir a un servicio de limpieza de toldos, que los dejará perfectos en poco tiempo.

Con estos trucos, la limpieza de primavera de tu casa será todo un éxito. Más rápida, más fácil y más duradera: perfecta como punto de partida para una renovación completa de la decoración.

 

*Todos los precios relacionados con proyectos de reformas incluidos en este artículo se han sacado de Fixr.es. Fixr proporciona guías de precios para cientos de proyectos de reformas, instalación y reparación. Si vas a realizar reformas en tu casa y necesitas informarte sobre algún proyecto en concreto, echa un vistazo a sus Guías de Precios.

Las publicaciones contenidas en Entucasa, el Blog de Hipotecas.com, tratan temas de actualidad que pretenden ser de utilidad para nuestros lectores. No obstante, es posible que algunos de los post menos recientes contengan información no actualizada, por ello es necesario que compruebes siempre la fecha de publicación del post.

Artículos relacionados