Las publicaciones contenidas en Entucasa, el Blog de Hipotecas.com, tratan temas de actualidad que pretenden ser de utilidad para nuestros lectores.
No obstante, es posible que algunos de los post menos recientes contengan información no actualizada, por ello es necesario que compruebes siempre la fecha de publicación del post.

¿Cómo puede afectar el Brexit en el mercado inmobiliario español?

  |   Tiempo de Lectura: 3 minutos
  |  Actualidad de Hipotecas

En las próximas semanas se resolverá una de las grandes incógnitas que mantiene en vilo a la política internacional desde 2016 y que ya se ha dejado notar en el mercado inmobiliario español. Por fin sabremos si el 31 de octubre Reino Unido abandonará la Unión Europea y, en caso de producirse, si el Brexit se llevará a cabo.

El Consejo Europeo se reúne en Bruselas los días 17 y 18 de octubre y el primer ministro británico, Boris Johnson, tiene hasta esa fecha para alcanzar un acuerdo. De no ser así, si se llega al 19 de octubre sin consenso, la denominada Ley de Benn obliga a solicitar una prórroga de tres meses. Sin embargo, Johnson afirma que “habrá Brexit el 31 de octubre, pase lo que pase”.

Ante este clima de incertidumbre, en Hipotecas.com te explicamos de qué manera puede afectar el Brexit al mercado inmobiliario español.

Menos inversión británica en el mercado inmobiliario español

La tensión creciente en la política británica y la posibilidad de que el Reino Unido abandone la Unión Europea sin acuerdo, no han hecho sino incrementar la incertidumbre entre la población. En consecuencia, se ha registrado una disminución en la demanda de viviendas en España por parte de los ciudadanos británicos.

Según recoge la última Estadística Registral Inmobiliaria publicada al cierre del primer semestre del año, la demanda extranjera de vivienda ha mantenido su tradicional fortaleza, superando en términos absolutos las 16.000 compras trimestrales. No obstante, conforme a la distribución por nacionalidades, el Colegio de Registradores de España destaca la caída del peso de las transacciones efectuadas por ciudadanos británicos.

De hecho, aunque Reino Unido sigue ocupando el primer puesto, con el 13,8% del total de adquisición de viviendas por extranjeros en el segundo trimestre de 2019, su peso porcentual marca el mínimo de toda la serie histórica.

En 2008, por ejemplo, cuatro de cada diez operaciones de compra de vivienda eran realizadas por británicos, rozando las 11.500 transacciones anuales y sacando una ventaja de 32,7 puntos porcentuales a los alemanes (siguientes ciudadanos más interesados en el mercado inmobiliario español). Los franceses (tercera nacionalidad que más compra inmuebles en nuestro país) es de tan solo 5,7 puntos porcentuales.

Como consecuencia, esta caída en la cuota del mercado de la población británica se traduce también en una disminución de las compraventas a nivel nacional y de la promoción de nuevas viviendas para este colectivo, especialmente en aquellas zonas preferidas por este público, como la Costa del Sol o Levante. Además, si finalmente esta salida de Reino Unido de la Unión Europea se produce sin acuerdo, la libra se depreciará, reduciendo el poder adquisitivo de nuestros vecinos, según recoge el informe Vivienda en Costa 2019 elaborado por Tinsa.

Mayor stock de viviendas en venta por ciudadanos británicos

En la otra cara de la moneda, se encuentran los británicos que ya son propietarios en España, donde los analistas prevén un aumento de la salida de inmuebles a la venta. Por el momento, ante el temor de no conseguir un permiso de residencia, muchos británicos que en su día compraron una casa en España, optando en numerosas ocasiones por una hipoteca para no residentes, están dejando el país.

Los datos del Instituto Nacional de Estadística muestran este éxodo: en 2013, la población británica residente en España era de 385.179 personas, una cifra que se reduce hasta las 242.837 en 2018. Hablamos, por tanto, de una disminución de un 40% en cinco años, lo que puede tener consecuencias de relevancia para nuestro mercado inmobiliario español, provocando un aumento del stock especialmente significativo en las zonas costeras y territorios insulares. Al mismo tiempo, este crecimiento de la oferta causaría una bajada de precios que, posiblemente, atraería a otros inversores extranjeros.

No obstante, la Unión Europea cuenta con un plan de contingencia ante la posible salida del Reino Unido. Además, dado el gran peso de las relaciones comerciales entre España y Reino Unido, es previsible que se alcancen acuerdos bilaterales que aminoren el impacto de esta salida británica del territorio común, incluidos los efectos sobre el mercado inmobiliario español.

Artículos relacionados