Cohousing en España: cuando la comunidad hace comunidad

  /   Tiempo de Lectura: 4 minutos
  /  Tu casa y Tú

Hay personas que deciden vivir aisladas en plena naturaleza; otros que optan por tener acceso a muchos servicios y se compran una vivienda en el centro urbano y algunos a los que le gustaría no solo vivir, sino también convivir con un grupo de personas afín. Para este grupo, en los últimos años, se está afianzando el modelo de cohousing en España.

La también llamada covivienda se configura como una forma de entender la habitabilidad donde predominan la puesta en común y las relaciones personales entre vecinos. Pero, ¿en qué consiste esta peculiar modalidad inmobiliaria? En Hipotecas.com profundizamos en el concepto y situación del cohousing en España.

¿Qué es el cohousing?

El cohousing surge como un sistema de acceso a la vivienda basado en la economía colaborativa. Como lo define Idealista, el cohousing es “una fórmula habitacional que busca mezclar en un mismo entorno residencial la dimensión privada, común y pública de sus residentes a través de un acceso a la vivienda no especulativo en la que todos los miembros del complejo residencial son socios de una cooperativa, que es la propietaria de las viviendas y que cede a los residentes el derecho de uso de por vida”.

A nivel práctico, consiste en la constitución de una cooperativa por varias personas que comparten intereses o valores y que se unen para poner en marcha una zona residencial compartida hecha a su medida. Así, son los propios socios los que diseñan y distribuyen las zonas comunes y las viviendas, en función de sus necesidades.

Para ello, cada cooperativista realiza una aportación económica que entra a formar parte del capital social de la cooperativa, que es la auténtica propietaria del inmueble, no como ocurre en las comunidades de propietarios, donde cada piso o casa pertenece a una familia. Asimismo, a diferencia de las cooperativas de viviendas, que están dirigidas a la promoción inmobiliaria y se disuelven una vez que los propietarios entran a vivir en sus casas o pisos, la cooperativa del cohousing tiene vocación de permanencia como gestora del inmueble.

Por su parte, los participantes en el proyecto adquieren el derecho al uso de su vivienda individual y los espacios comunes. De este modo, si deciden salir de la organización, los socios recuperan ese importe aportado mediante la transmisión de ese derecho. Junto a esta cuantía inicial, que suele rondar un 20% de la inversión, los cooperativistas abonan de forma mensual una cuota, similar a un alquiler, dirigido a sufragar la hipoteca que se haya constituido para la compra y, en su caso, la edificación, y los gastos generales de la comunidad, cuyo funcionamiento es gestionado de forma democrática por sus integrantes.

Ahora bien, el cohousing no es solo una solución inmobiliaria, sino que representa más bien una filosofía de vida, pues el objetivo es compartir zonas y servicios, creando un profundo sentido de comunidad, similar al espíritu que regía los kibutz o las comunas.

Es decir, no estamos ante una urbanización en la que se comparte una piscina o un jardín, sino espacios donde los habitantes conviven y colaboran. Por ejemplo, es posible que una familia no pueda hacer frente a una niñera, pero una comunidad de cohousing en España puede instalar en las zonas comunes una sala infantil en la que los menores sean cuidados por un profesional o, de forma rotativa, por los propios progenitores. O que los cooperativistas decidan contratar un servicio médico mensual que atienda en sus propios hogares a los residentes, habilitar un huerto ecológico común u organizar conciertos de verano o clases de formación en el patio de la urbanización.

¿Cuáles son las ventajas de este modelo?

De este modo, los defensores del cohousing en España apuntan a que este modelo de acceso a la vivienda genera los siguientes beneficios para los ciudadanos:

  • Al estar previamente diseñada a las necesidades reales de cada comunidad, el cohousing presenta una mayor eficiencia.
  • Debido a que gran parte de los servicios son compartidos, se consigue un menor impacto ecológico, reduciendo costes y consumos innecesarios.
  • Permite a los cooperativistas acceder a servicios que, por sí solos, no podrían costearse.
  • Ofrece grandes beneficios sociales a colectivos especialmente afectados por la soledad, como las personas mayores.
  • La privacidad queda preservada gracias a que cada socio dispone de su propia vivienda.

¿Qué grupos hay de cohousing en España?

El origen de esta modalidad de vivienda colaborativa se remonta al modelo Andel danés surgido en la década de los 80 y, en la actualidad, es muy popular en los países del Norte de Europa, hasta el punto de que una de cada diez familias de Dinamarca reside bajo este sistema. No obstante, pese a la tradicional preferencia de los españoles por la propiedad privada y la independencia, el cohousing en España empieza a cobrar fuerza.

De hecho, en la actualidad, están floreciendo los grupos de ciudadanos que apuestan por el cohousing en España. En este sentido, EcoCohousing, un estudio de arquitectura y urbanismo centrado en la investigación y desarrollo de nuevas formas de habitar, ha elaborado un mapa del cohousing en España que pone de manifiesto que existen alrededor de 70 grupos interesados en el modelo y casi una decena en funcionamiento.

La mayoría de los casos de cohousing en España se centran, por el momento, en colectivos de la tercera edad, como una alternativa a las residencias, como es el caso de Trabensol, en Torremocha del Jarama; los residenciales Puerto de la Luz o Santa Clara, en Málaga; o Profuturo, en Valladolid. No obstante, también se están ejecutando otros proyectos, como el popular Entrepatios, en Madrid, que se convertirá en la primera promoción multigeneracional de cohousing en España.

Descarga documentos Hipotecas
DESCARGA GRATIS TU LISTA
DE DOCUMENTACIÓN NECESARIA
para solicitar una hipoteca

Las publicaciones contenidas en Entucasa, el Blog de Hipotecas.com, tratan temas de actualidad que pretenden ser de utilidad para nuestros lectores. No obstante, es posible que algunos de los post menos recientes contengan información no actualizada, por ello es necesario que compruebes siempre la fecha de publicación del post.

Artículos relacionados