5 claves para comprar por internet sin preocupaciones

  /   Tiempo de Lectura: 3 minutos
  /  Tu casa y Tú

Planificamos las vacaciones, reservamos hoteles y viajes, e incluso compramos música, libros, tecnología, ropa y alimentos por internet. Tanto es así que la facturación del e-commerce aumentó un 23,4% durante el segundo trimestre de 2017 respecto al mismo periodo de 2016 hasta alcanzar una cifra de negocio superior a 7.300 millones de euros, según los datos recogidos por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia. Una amplia oferta, poder hacerlo sin moverse del sofá, las facilidades de entrega o la posibilidad de comparar precios son algunas de las ventajas que nos ofrece el comercio online, pero aún hay quien es reacio a este tipo de compras, sobre todo a la hora de pagar y proporcionar datos personales. Sin embargo, la clave para comprar por internet de forma segura está en seguir unos pasos básicos.

Compra en sitios web conocidos y con buena reputación

A la hora de comprar por internet, asegúrate que el sitio web es conocido y localizable. La empresa proveedora debe facilitar un número de contacto y fax, datos de identificación fiscal y una dirección, además de contar con oficinas físicas, por si tuvieras cualquier problema.

Además, muchas páginas ya incorporan valoraciones de clientes reales, que te permiten tener una garantía adicional sobre el funcionamiento del e-commerce.

Comprueba que la web es segura

Fíjate en el margen izquierdo de la página para saber si el sitio que estás visitando es totalmente seguro. Suele aparecer un candado verde y un indicador que certifica la seguridad del sitio web. Si en vez de verde, se vuelve rojo, no confíes en el proveedor. Por otra parte, la url de la página de pago siempre debe comenzar con “https” y no por “http”.

Guarda las facturas al comprar por internet

Normalmente, las marcas envían correos electrónicos con la confirmación de la compra cuando la operación de pago es aceptada o cuando confirmas un pedido. ¡No los borres!, guarda todos los correos o, si lo prefieres, haz una captura de la página cuando el pago haya sido aceptado. Será necesario en el caso de que haya que realizar alguna reclamación.

Evita los enlaces de correos y anuncios

Cada vez son más frecuentes las prácticas delictivas en las compras por internet, como el phising, una técnica en la que se muestra una web conocida solicitando contraseñas o datos personales, que después se utilizarán de manera fraudulenta.

Desconfía de los emails con ofertas y anuncios con grandes descuentos. ¿Conoces a muchas personas que hayan ganado un smartphone de última generación por ser el usuario número un millón de una página?

Utiliza una forma de pago segura

La forma de pago en las compras por internet es una de las principales preocupaciones de los compradores más reacios. El más extendido y utilizado es el pago a través de tarjeta de crédito para lo que los expertos recomiendan tener una tarjeta exclusiva y diferente a la que utilizamos habitualmente.

Otro de los pagos más extendidos y confiables es el pago a través de intermediarios de confianza como PayPal. Otra de las modalidades de pago seguras es la transferencia bancaria, ya que permite ingresar el importe de la compra en la cuenta que facilite el vendedor, aunque dificultará la recuperación de dinero en el caso de que la transferencia sea internacional.

Si decides realizar el pago contra reembolso puedes exigir al vendedor que permita la apertura del paquete antes del momento del cobro, para asegurarse de que el producto es el correcto y viene en buen estado.

Y recuerda…

Al comprar por internet sigues teniendo los mismos derechos como consumidor que en un establecimiento tradicional: garantía de dos años en el caso de productos nuevos o reparación y sustitución en el caso de un producto en mal estado, entre otros.

Cuidado con las gangas, ¡usa el sentido común! Si ves algo sospechoso tanto en la página como en la oferta, ¡huye!

Las publicaciones contenidas en Entucasa, el Blog de Hipotecas.com, tratan temas de actualidad que pretenden ser de utilidad para nuestros lectores. No obstante, es posible que algunos de los post menos recientes contengan información no actualizada, por ello es necesario que compruebes siempre la fecha de publicación del post.

Artículos relacionados