Claves de la Campaña de Renta 2018

  /   Tiempo de Lectura: 8 minutos
  /  Actualidad de Hipotecas

Oficialmente, el 2 de abril comenzó el plazo para tramitar el IRPF en la Agencia Tributaria, un trámite que deberán realizar cerca de 20 millones de ciudadanos en España en este ejercicio, según los datos del año pasado.

¿Sabes si eres uno de ellos? ¿Conoces la fecha tope para presentar tu declaración? ¿Estás al día de las novedades del impuesto para este ejercicio? En Hipotecas.com aclaramos todas tus dudas sobre la campaña de la Renta 2018.

¿Qué es la declaración de la Renta?

El Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, regulado en la Ley 35 / 2006, de 28 de noviembre, es un mecanismo gubernamental de recaudación con el que poder hacer frente al gasto público del Estado.

Como recoge la exposición de motivos de la norma, el objetivo del IRPF es mejorar la equidad y favorecer el crecimiento económico, garantizar la suficiencia financiera para el conjunto de las administraciones públicas, favorecer la tributación homogénea del ahorro y abordar, desde la perspectiva fiscal, los problemas derivados del envejecimiento y la dependencia. De este modo, mediante la declaración de la Renta, el Gobierno obtiene fondos provenientes de los ciudadanos con ingresos, en función de sus circunstancias personales, para después redistribuirlos en sanidad, educación, pensiones… y garantizar así el estado de bienestar.

¿Cuáles son los plazos de la campaña de la Renta 2018?

Como indica la AEAT (Agencia Estatal de Administración Tributaria) en su página web, estas son las fechas que debes tener en cuenta este año a la hora de formalizar tu declaración:

  • 15 de marzo. Este año, Hacienda ha adelantado el periodo para consultar tus datos fiscales, es decir, recibir el conocido como borrador de la Renta, y obtener el número de referencia de tu expediente. Así, tienes cierto margen para preparar la declaración y poder, si lo deseas, presentarla el primer día.
  • 1 de abril. Arranca el plazo para solicitar la cita previa en el Plan ‘Te llamamos’, un programa de ayuda de la AEAT donde puedes recibir asesoramiento y solventar tus dudas.
  • 2 de abril. Desde este día, ya puedes presentar la declaración en la Agencia Tributaria.
  • 9 de mayo. No obstante, si quieres que te atiendan personalmente en las oficinas de la AEAT, tendrás que esperar hasta esta fecha para solicitar la cita previa. El plazo para hacerlo concluye el 28 de junio.
  • 14 de mayo. Dan comienzo las citas presenciales con los técnicos de Hacienda.
  • 26 de junio. Concluye el periodo para la domiciliación bancaria de las declaraciones a ingresar.
  • 1 de julio. Es el último día para presentar tu declaración de la campaña de la Renta 2018.

¿Estás obligado a declarar?

Antes de nada, es preciso que aclares si estás obligado a presentar la declaración. En términos generales, el IRPF grava tres tipos de ingresos:

  • Los rendimientos, tanto de trabajo y capital, como de actividades económicas.
  • Las ganancias y pérdidas patrimoniales.
  • Las imputaciones de renta que se establezcan por ley, como inmobiliarias, transparencia fiscal internacional y cesión de derechos de imagen

Es decir, si tienes residencia habitual en España y has percibido alguno de estos tres tipos de ingresos debes formalizar tu declaración ante la Agencia Tributaria.

No obstante, existen exenciones que pueden hacer que este año no tengas que presentar el impuesto. Son las siguientes:

  1. Por razón del origen de los rendimientos:
    1. En el caso de los rendimientos íntegros de trabajo, estarás exento de declarar si no superan las siguientes cantidades:
      1. 22.000 euros. Es el límite de la exención con carácter general. También se aplica en el caso de que tengas dos o más pagadores (como haber trabajado en una empresa de enero a noviembre y haber percibido el paro el último mes), siempre y cuando los importes percibidos por el segundo y restantes pagadores no superen en total los 1.500 euros anuales.
      2. 14.000 euros. Es uno de los principales cambios de este ejercicio. Hacienda ha elevado de 12.000 a 14.000 euros el umbral de ingresos de los ciudadanos exentos, por lo que un mayor número de personas no tendrán obligación de declarar en esta campaña. No obstante, al entrar en vigor la nueva normativa en julio, el límite proporcional se sitúa en 12.643 euros para la Renta 2019. ¿Cuándo te afecta esta situación?
        1. Si tienes dos o más pagadores y la suma de las cantidades percibidas del segundo y restantes por orden de cuantía supera la cantidad de 1.500 euros anuales.
        2. Si percibes pensiones compensatorias del cónyuge o anualidades por alimentos no exentas.
        3. Si el pagador de los rendimientos del trabajo no está obligado a retener.
        4. Si percibes rendimientos íntegros del trabajo sujetos a tipo fijo de retención.
        5. Si el contribuyente hubiera fallecido con anterioridad a la fecha de publicación de la Ley de Presupuestos Generales del Estado (Ley 6/2018), es decir, el 5 de julio de 2018, y si la fecha de devengo del impuesto es posterior, el umbral a considerar será de 12.643 euros.                    
    2. Los rendimientos íntegros del capital mobiliario y ganancias patrimoniales están exentos hasta los 1.600 euros anuales, siempre que unos y otras hayan estado sometidos a retención o ingreso a cuenta.
    3. Respecto a las rentas inmobiliarias imputadas, los rendimientos íntegros del capital mobiliario no sujetos a retención derivados de Letras del Tesoro y subvenciones para la adquisición de las viviendas de protección oficial o de precio tasado, también estarán exentos de la declaración cuando el límite conjunto no sobrepase los 1.000 euros anuales.
  2. Por razón de la cuantía, no tendrás obligación de declarar cuando hayas obtenido en el ejercicio exclusivamente rendimientos íntegros del trabajo, del capital (mobiliario o inmobiliario) o de actividades económicas, así como ganancias patrimoniales, sometidos o no a retención, hasta un importe máximo conjunto de 1.000 euros anuales o si has registrado, exclusivamente, pérdidas patrimoniales de cuantía inferior a 500 euros.

No obstante, aunque puedas acogerte a alguna de estas exenciones, es recomendable solicitar el borrador y realizar el cálculo del impuesto, ya que es muy posible que la declaración salga a tu favor. En ese caso, aunque no estés obligado, puedes presentar la declaración para percibir la devolución del importe por parte de Hacienda. De hecho, esto es lo más habitual: en la pasada campaña 2017-2018, la Agencia Tributaria devolvió 9.327 millones a 13,5 millones de contribuyentes por las rentas de 2017, mientras que solo 5,52 millones de españoles tuvieron que pagar al fisco.

¿Qué novedades trae consigo la Campaña de Renta 2018?

Junto al aumento del umbral de ingresos de 12.000 a 14.000 euros de los ciudadanos exentos, la campaña de la Renta 2018 también incorpora algunas novedades -muchas introducidas por la Ley de Presupuestos 2018– relativas a exenciones y deducciones que pueden contribuir a que la declaración te resulte más favorable.

Por ejemplo, ¿sabías que si compraste tu vivienda antes del 1 de enero de 2013, tienes derecho a un deducción del 15% sobre las cantidades que hayas pagado, hasta un límite de inversión de 9.040 euros? ¿O que, si tienes el inmueble en alquiler, puedes deducirte hasta el 60% de los rendimientos generados por el arrendamiento?

Si quieres saber más sobre cómo ahorrar en la Renta gracias a tu vivienda, pincha aquí (redirección al post especial que le ofrecemos “¿Cómo puedes ahorrar en la declaración de la Renta 2018 gracias a tu vivienda?” y no te pierdas el post que te ofrecemos con consejos.

¿Cuáles son estas modificaciones?

  • En el caso de que percibas unas rentas inferiores a 16.825 euros, podrás gozar de una reducción especial en la cuota: de 5.565 euros anuales si ingresas menos de 13.115 euros, y una cantidad proporcional para la franja de 13.115 a 16.825 euros. Eso sí, en esta campaña de Renta 2018 será algo menos, pues se aplicará de forma ponderada, al entrar en vigor en julio del pasado año.
  • Este 2019, a raíz de una sentencia del Tribunal Supremo de octubre del año pasado, el Real Decreto-ley 27/2018, de 28 de diciembre incorpora un nuevo supuesto de renta no sujeta: las prestaciones públicas por maternidad y paternidad de la Seguridad Social, es decir, esos ingresos del Estado que hayas percibido como trabajador durante la baja maternal o paternal no se computarán en el impuesto. Es más, en este caso puedes solicitar la devolución de lo tributado por ellas en ejercicios anteriores no prescritos.
  • También podrás deducirte hasta 1.000 euros anuales -adicionales a los 1.200 euros que ya estaban vigor- de los gastos en guardería y centros de educación infantil autorizados de tus hijos de hasta tres años.
  • Si has percibido alguna beca de estudio o de formación de investigadores, en la campaña de la Renta 2018 los márgenes exentos se incrementan:
    • Con carácter general, no computarán hasta 6.000 euros anuales.
    • Si la dotación económica ha sido para compensar tus gastos de transporte y alojamiento vinculados a los estudios reglados del sistema educativo, hasta el nivel de máster incluido o equivalente, el máximo asciende a 18.000 euros anuales, o 21.000 euros si estudiaste en el extranjero.
    • Si has recibido una beca de doctorado, están exentos hasta 21.000 euros anuales, o 24.600 euros si los estudios los cursaste fuera de España.
  • Otra deducción nueva para la campaña de la Renta 2018 es la que afecta a la inversión en empresas de nueva o reciente creación. Así, si has apoyado al tejido emprendedor a través de la compra de acciones o participaciones en el último ejercicio, puedes deducirte hasta el 30% de dicha inversión y hasta un máximo de 60.000 euros, en lugar del 20% sobre un tope de 50.000 euros de años anteriores.
  • ¿Tienes familia numerosa? Desde el 5 de julio de 2018, podrás deducirte por esa causa hasta 600 euros anuales por cada hijo que exceda el número exigido para conformar la familia numerosa.
  • Si el resto de miembros de tu unidad familiar reside en otro estado miembro de la Unión Europea o el Espacio Económico Europeo, también podrás aplicar una deducción en la cuota a tu favor, de manera que se equipare el resultado a la declaración conjunta permitida si todos hubieran sido residentes fiscales en España.
  • Por último, si has percibido rentas en Ceuta y Melilla, el porcentaje de deducción en la campaña de la Renta 2018 se eleva del 50% al 60%.

¿Cómo se presenta la declaración?

Pues bien, una vez que has estudiado si estás obligado a declarar -o si te interesa hacerlo- y has aplicado todas las deducciones y exenciones, ¿cómo se formaliza el trámite?

Es importante que sepas que en la campaña de la Renta 2018, para evitar duplicidades, el borrador es meramente informativo y ningún formato en papel será válido para su presentación en la Agencia Tributaria, como sí se permitía en ejercicios anteriores. Por tanto, tendrás que tramitar la declaración a través de la plataforma digital de la Agencia Tributaria.

Para ello, dispones de varias opciones: hacerlo de forma física en la sede de Hacienda más cercana; utilizar el programa Renta Web (sustituto del Programa PADRE) que se aloja en la sede electrónica de la AEAT; o usar la app de la Renta (solo disponible para confirmar los datos propuestos por el fisco).

Y no olvides revisar los datos personales y familiares, sobre todo si ha habido cambios en los últimos doce meses.

Las publicaciones contenidas en Entucasa, el Blog de Hipotecas.com, tratan temas de actualidad que pretenden ser de utilidad para nuestros lectores. No obstante, es posible que algunos de los post menos recientes contengan información no actualizada, por ello es necesario que compruebes siempre la fecha de publicación del post.

Artículos relacionados