4 claves para vender una vivienda heredada

  /   Tiempo de Lectura: 3 minutos
  /  Escuela de Hipotecas

Dos de cada diez transmisiones de vivienda registradas en 2018 en España se produjeron a partir de una herencia, según el Instituto Nacional de Estadística. En estos casos, muchas personas optan por poner a la venta la vivienda heredada para sacarle un beneficio económico.

Ahora bien, estas operaciones no son especialmente sencillas. De hecho, el papeleo y la carga tributaria que se aplica en las sucesiones provoca que, en muchas ocasiones, los herederos prefieran renunciar a este derecho. En concreto, de las 430.000 herencias que tuvieron lugar el pasado año, el 10,9% (47.000) fueron rechazadas por los beneficiarios, según el Consejo General de Economistas.

Antes de que tomes una decisión sobre qué hacer con el inmueble, lee estos consejos que hemos preparado desde Hipotecas.com para estar al tanto de todo lo que conlleva la venta de una vivienda heredada.

¿Eres el propietario?

Cuando una persona fallece, la transmisión de sus bienes a los herederos no es automática. Para formalizar la sucesión, debes llevar a cabo una serie de trámites administrativos.

  1. Tienes que solicitar el certificado de defunción en el Registro Civil y el certificado de últimas voluntades en el Ministerio de Justicia.
  2. Con estos documentos, tendrás que acudir a la notaría indicada en el certificado de últimas voluntades y pedir una copia autorizada o compulsada del testamento. Si el fallecido no lo hubiera hecho, tendrás que solicitar una declaración de herederos en la misma notaría.
  3. Una vez que conoces el contenido de la herencia (bienes y cargas) y el reparto entre los distintos beneficiarios existentes, puedes proceder a firmar las escrituras de adjudicación y aceptación ante notario si así lo estimas conveniente o, en caso contrario, renunciar a la misma. En caso de que, dentro de la herencia, exista un bien inmueble, deberás presentar la escritura de la casa o el piso.

¿Eres el único heredero?

Otro problema común al querer vender una vivienda heredada es la existencia de diferentes herederos. Al ser el inmueble un bien en régimen de proindiviso, salvo que el testamento lo especifique, no es posible adjudicarlo a uno u otro beneficiario, por lo que todos son propietarios en una parte proporcional.

Si estáis de acuerdo con la venta de la vivienda heredada, no hay mayor inconveniente, pero ¿qué ocurre cuando unos quieren transmitirla y otros no?puedes vender tu parte de la vivienda heredada a un tercero, teniendo preferencia el resto de herederos para subrograrse sobre esta compra en el plazo de un mes.

¿Has pagado todos los impuestos?

  • Por un lado, tendrás que abonar el Impuesto de Sucesiones y Donaciones en los seis meses siguientes al fallecimiento, además existe la posibilidad de prórroga por otros 6 meses, un tributo que varía notablemente según la comunidad autónoma de la que se trate.
  • Por otro, también deberás pagar en ese mismo plazo el Impuesto por el Incremento de Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana, la conocida como plusvalía municipal, aplicable en el caso de transmisiones de bienes inmuebles mediante compraventa, donación o sucesión. Por tanto, tendrás que hacer frente a este impuesto tanto al recibir la vivienda heredada, como al venderla después, salvo que esta segunda operación la realices en el plazo de un año desde que registraste la vivienda, en cuyo caso estarás exento de este segundo pago.
  • Asimismo, en tu próxima declaración de la Renta tendrás que reflejar la vivienda heredada, si aún no la has vendido, o declarar la ganancia patrimonial percibida por la transmisión, si ya has procedido a su venta.

¿Está la vivienda inscrita a tu nombre?

El último paso para proceder a la venta de una vivienda heredada es acudir al Registro de la Propiedad e inscribir el inmueble a tu nombre -y el del resto de herederos, si los hay-; solo así constarás como el legítimo propietario.

¿Qué necesitas? Tendrás que presentar tanto las escrituras de adjudicación y aceptación de la herencia, como el justificante de haber abonado el Impuesto de Sucesiones y Donaciones.

Y ahora sí, ya podrás vender la vivienda heredada. Si, finalmente optas por esta opción, estos consejos te ayudarán a un comprador rápidamente.

Las publicaciones contenidas en Entucasa, el Blog de Hipotecas.com, tratan temas de actualidad que pretenden ser de utilidad para nuestros lectores. No obstante, es posible que algunos de los post menos recientes contengan información no actualizada, por ello es necesario que compruebes siempre la fecha de publicación del post.

Artículos relacionados